1. ¿Cuál es tu motivación para viajar?

   Realmente tengo que admitir que no me considero un viajero experto, y que siempre digo que no se necesita tanto, ¡nada más que voluntad para poder cumplir un sueño!. Llevo más de 4  años cumpliendo el sueño de recorrer mi continente y lo hago en mi bicicleta; pero si me llega a faltar la bicicleta continuaría a caballo, o a pie, porque este es mi sueño y llegaremos a Alaska con bici o como sea.

  1. ¿Por qué elegiste la bicicleta para viajar?

   Debo decir que la sensación de libertad plena que me brinda la bicicleta es como una alucinación, una experiencia única y maravillosa que quizás no hubiese podido percibir de la misma manera con otro tipo de vehículo o medio de transporte… recuerdo que cuando comenzó a tomar alas este sueño de recorrer América. Me encontraba paseando en mi bici por Montevideo como de costumbre, pero ahora me imaginaba recorriendo todo un continente en esa bici, y solo tener esa idea me erizaba la piel… era maravilloso saber que no tendría que gastar dinero en gasolina u otro combustible, no habría ningún camino por pequeño o difícil que fuera por el que no pudiésemos pasar mi bici y yo, “aunque tuviera que cargarla”.

   Además de esto, imaginaba la cantidad de amigos y gente increíble que encontraría a causa de mi bicicleta, pues creo que la bici crea esa conexión casi mágica con las personas, y es hermoso conectar con la gente (mi bicicleta es como un imán de buena vibra, a donde llegamos, todos quieren saber nuestra historia, compartir, soñar y unirse a la aventura).

   Y por si fuera poco descubrí que en mi bici puedo llevar todas mis cosas, humildemente pero, ¡cabe todo lo que necesito!

   Este viaje no hubiese sido el mismo sin mi bicicleta (hasta nombre lo pusimos, se llama América y es mi compañera #1 en este sueño, y a la vez me mantiene saludable, porque como muchísimo, todo lo rico que mi continente me ofrece.


  1. ¿Cuál ha sido tu destino favorito?

   ¡Mi destino favorito hasta ahora son todos los lugares donde me he encontrado con el mar Caribe! Nuestro continente me deja sin palabras con tanta belleza desbordada en cada desierto, rio, montaña, valle… es muy hermoso y es imposible elegir un solo lugar, así que hago trampa y elijo uno que incluye a muchos y que de verdad me atrapa y me fascina.  ¡¡El Caribe!! Lo conocí en Venezuela, luego en Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua  Honduras, Belice, y México. Y lo mejor es que todavía me falta. Seguiré descubriéndolo y disfrutándolo en mi paso por  México.

  1. ¿Cuál ha sido tu mayor obstáculo en ruta?

   Al principio me cansaba y me desorientaba mucho, luego en Argentina y Bolivia el frío casi me mata, en el Amazonas los mosquitos, me he enfermado  y me he quedado sin dinero muchas veces por varias semanas, pero realmente no considero que nada de eso sea un obstáculo, yo lo llamo aprendizaje y luego de superarlos a cada uno he dicho, ¡Gracias! Porque justo allí es donde he descubierto lo más hermoso que puede existir, el amor al prójimo. Así que yo diría que mi mayor obstáculo han sido las despedidas…porque han sido tantas las familias que me han adoptado, los amigos y hermanos… gente sencillamente maravillosa con la que hubiera querido quedarme más tiempo, pero debo seguir adelante y decir “hasta pronto”, “nos vemos en el camino de regreso”, aunque no tengo la certeza de que eso vaya a pasar pues el viaje es muy largo.

   Así que diría que ese ha sido mi obstáculo en la ruta. Es muy duro despedirse, es muy duro alejar los sentimientos del corazón, y la ruta me ha puesto pruebas muy duras en este sentido.


  1. ¿Qué le dirías a las personas que aún no se motivan a realizar un viaje en bicicleta?


   Les diría que si de verdad lo sueñan, tomen su bici. ¡Asusten al miedo y salgan a pedalear! El miedo es el principal freno de casi todo lo que soñamos, pero la verdad es que nunca sabremos lo que pasara hasta que no tomamos la decisión de salir. Yo salí de mi casa sin saber reparar un pinchazo, sin saber nada de mecánica, sin tener idea de los peligros, los cambios del clima, las distintas rutas, los tramites fronterizos, enfermedades etc. y con un presupuesto muy bajo que duro muy poco, pero que me enseño que no es necesaria tanta preparación, planificación y mucho menos entrenamiento, pues el mismo viaje te prepara y te amolda para todo.

   A ti que pronto saldrás de viaje en tu bicicleta o de cualquier otra forma, te digo: pedalea a tu ritmo, no desgastes ni maltrates la salud de tu cuerpo, exigiéndote tanto, a menos que tu sueño sea ganar las olimpiadas…no necesitas esforzarte ni prepararte tanto en el ciclo turismo.

   Otra cosa muy importante que recomiendo es no estudiar tanto sobre las experiencias de otros viajeros (es mejor crear tu propia versión). Hay tanta información en internet que terminas con más miedo e inseguridades de las que ya tenías.

   Así que ya sabes, súbete a tu bici, si ese medio es el que eliges, empaca solo lo necesario en tus bolsas, mira en el mapa ¿a dónde quieres ir?, y crea el sueño que cambiara tu vida y tu forma de ver el mundo.

  1. ¿Cuál es tu próximo desafío?

   No me gusta mucho llamarlo desafío (suena un poco complicado), prefiero llamarlo meta, objetivo o mejor aún, mi palabra favorita: ¡sueño! Y por ahora es solo llegar a Alaska, ¡la última frontera de nuestro continente!,  y aunque sueño con conocer y recorrer el mundo entero, ahora tengo la certeza de que ¡sí, es posible!

   No me gusta ser avaricioso con mis sueños, vamos pedaleando un día a la vez para poder vivir cada momento al máximo, ya el mañana tendrá su propio turno y seguro que será hermoso si así me lo propongo, si lo comparto con los demás.

   Sigo poniendo mi cuerpo y mi mente en movimiento para nutrir mi alma, mi corazón y el de todos los que sean unido a esta travesía, al sueño de recorrer América con América.

Compartir